En peces del río Cauca detectan contaminación con mercurio, plomo, arsénico y cadmio

1
74
FUNDAUTRAHUILCA

Investigadores hallaron altas concentraciones de metales pesados como: mercurio, plomo, arsénico y cadmio en peces que hacían parte de la alimentación habitual de los pobladores.

Recorriendo el bajo Cauca al tomar muestras en peces que se encontraban con un color amarillenta y lacerados. Investigadores hallaron altas concentraciones de metales pesados como: mercurio, plomo, arsénico y cadmio.

Las comunidades aledañas a la hidroeléctrica Hidroituango en Antioquia, denunciaron desde hace años por redes sociales la aparición de peces muertos que tenían dos características similares. La preocupación surgía porque eran peces que hacían parte de la alimentación habitual de los pobladores.

Leer también: Hombre que atacó con un hacha a su expareja fue condenado

El ingeniero pesquero y director del Centro de Investigación Piscícola de la Universidad de Córdoba, Víctor Atencio, tras la construcción de Hidroituango, empezó a recibir las denuncias de las comunidades con una tercera alerta: “los peces del embalse de la hidroeléctrica tenían un nado errático, como si estuvieran borrachos”, le decían los lugareños.

FUNDAUTRAHUILCA

Víctor Atencio fue encargado de averiguar lo sucedido con los peces de los ríos Cauca y Nechí, junto a su colega José Luis Marrugo, investigador con amplia experiencia en los impactos ambientales y en la salud humana que tienen los metales pesados y director del Instituto Regional del Agua (Iragua) y del Grupo de Investigación Aguas, Química Aplicada y Ambiental, ambos de la Universidad de Córdoba.

Junto a un equipo de investigadores compuesto por toxicólogos, histopatólogos, entre otros, Atencio y Marrugo, tomaron 96 muestras de agua y sedimentos en el río Cauca y Nechí, también recogieron peces en 16 puntos de ambos ríos.

FUNDAUTRAHUILCA

Leer también: Una mujer ahogó a sus dos hijas y luego intentó quitarse la vida en Nariño

Analizar la presencia de metales pesados como mercurio, arsénico, cadmio, plomo, níquel, zinc, así como de hierro y manganeso, era la tarea del equipo en las aguas de los ríos, sus lechos y en los peces.

“Estos metales pesados se derivan de la minería, pero también de actividades agrícolas, industriales, del mal uso del suelo, de las aguas residuales domésticas de los municipios que no tienen cómo tratarlas y de la deforestación, por mencionar algunas de las fuentes”, explica el profesor Marrugo y agrega que el gran problema de los ríos Cauca y Magdalena, los dos más importantes del país, es que desde su nacimiento hasta su desembocadura reciben la contaminación.

«El río Nechí cerca de su desembocadura en el río Cauca es reconocido como un hotspot o punto caliente de contaminación por la minería de oro que se desarrolla de manera intensiva en esta zona y que libera grandes cantidades de mercurio y hierro « precisó.

Leer también: Joven fue hallado sin vida dentro de un costal en Corinto – Cauca

Los datos de los análisis sobre calidad de agua y sedimentos realizados por el equipo confirmaron lo que hace años se sabe sobre la degradación ambiental crónica que padecen los ríos Cauca y Nechí. Por eso, pese a encontrar elevados niveles de plomo, mercurio, cadmio, manganeso, arsénico y hierro, Atencio dice que no es un gran hallazgo.

Llamó la atención de los investigadores, los resultados toxicológicos hallados en los peces. Tres de cada diez peces amarillos, los niveles de mercurio y metilmercurio encontrados en hígado y músculo superaban los 0.5 microgramos por kilo, el límite máximo de concentración permitido por la OMS para consumo humano, con peces que llegaron a tener hasta 2.5 microgramos por kilo, cinco veces más de lo permitido.

Explican que los peces del embalse con un nado errático, además de petequias y congestión visceral, eran producto de los altos niveles de cadmio a los que estaban expuestos. Esto es normal en proyectos hidroeléctricos, ya que este elemento se sedimenta con facilidad.

LEER TAMBIÉN: En Almaguer – Cauca, desplazamiento masivo por enfrentamientos

Los bagres y bocachicos por lo general son alimento de los pobladores, los hígados de los peces son apetecidos por mujeres embarazadas, siendo el órgano más contaminado en estos animales. Actualmente, un equipo que lidera el profesor Marrugo adelanta la toma de muestras en varias poblaciones de la región para medir la exposición a estos metales pesados, así como a las consecuencias en su salud.

Estas poblaciones se enfrentan a intoxicaciones por estos metales, que podrían causarles temblores, dolor de cabeza, insomnio, retraso motriz, entre otras enfermedades. Producto de esta experiencia, y en línea con algunas recomendaciones realizadas por la Aunap, los investigadores les han sugerido a los pobladores evitar el consumo de ciertas especies como el bagre, preferir los pescados pequeños y no seguir consumiendo el hígado de los peces.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí